• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

20 de marzo de 2017

LA SANTA SEDE AYUDA LA VUELTA A CASA DE 968 DESPLAZADOS EN BANGUI

Con 80 millones de Francos se ha favorecido a 371 familias de la República Centroafricana


Cáritas ha donado a los 968 desplazados acogidos en el centro Juan XXIII de Bangui una ayuda económica para favorecer el regreso a sus casas. Los fondos necesarios han sido asignados por la Santa Sede por una suma de 80 millones de francos CFA.

La iniciativa del Vaticano no sólo se refiere al centro Juan XXIII, sino también a otros sitios de acogida de los desplazados que se vieron obligados a huir de sus casas por los combates durante las fases más agudas de la guerra civil. 

Según el responsable de los programas de Cáritas, Marcel Bendo, los fondos asignados por el Vaticano sirven para ayudar a 371 familias. Además del centro Juan XXIII el programa incluye otros sitios ubicados en el Seminario Mayor St. Marc de Bimbo, en la parroquia de San Salvador y la de los capuchinos.

Los desplazados acogidos en la parroquia de San Salvador y los que estaban en el seminario ya han recibido una suma que les ha permitido regresar a sus hogares.

La contribución del Vaticano para fomentar el retorno de los refugiados se ha producido después de la operación “Navidad en casa”, puesta en marcha por el gobierno para permitir el cierre del centro de acogida del aeropuerto de Bangui y de otros sitios de la capital Centroafricana.

En febrero de 2017 había 127.933 desplazados agrupados en centros de acogida de Bangui en comparación con los 138.415 de un año antes, en marzo del 2016
Fuente: Aleteia