• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

16 de marzo de 2017

TERMINÓ LA SEGUNDA JAVIERADA 2017 CON UN AUMENTO DE PEREGRINOS

Un total de 20.400 peregrinos, unos 1.100 más que el año pasado, han participado en la última Javierada del 2017

La Cruz Roja ha realizado una labor destacada realizando 446 asistencias a los peregrinos, un aumento también notable respecto al año anterior en el que realizaron 254. El mayor número de asistencias consistió en tratamiento de ampollas, lavados de pies, masajes, atenciones médicas, y curas, entre otros.

¿Qué es una Javierada? 

La Javierada es la peregrinación que se realiza al Castillo de Javier (Navarra) en honor a San Francisco de Javier, uno de los santos patrones del Reino de Navarra. Es un término acuñado por el obispo Olaechea en sus homílias en 1941. Hasta hace unos años, existía la Javierada masculina y la femenina. En la actualidad se realizan dos convocatorias sin distinción de sexo, la primera en la que salen de algunos pueblos del sur de Navarra hacia el castillo, que se efectúa en el primer domingo entre el 4 y 12 de marzo, y la segunda el sábado siguiente.

Caminando juntos.

Una multitudinaria misa en la explanada del Castillo de Javier fue el acto de cierre el día de ayer a la segunda Javierada 2017, cuyo lema ha sido «Caminando juntos».

La misa, que comenzó a las 17 horas ante los peregrinos participantes y fue presidida por el obispo auxiliar de Pamplona y Tudela, Mons. Juan Antonio Aznárez, que en su homilía ha llamado a los asistentes a «imitar» a San Francisco Javier y decirle a Dios «confío en ti».

«Verás, entonces, cómo Él va transfigurando tu vida, es decir, la va transformando en una enorme bendición, para ti, para la Iglesia y para los pobres», afirmó. «Su amistad, su vida y su alegría» es «lo que nos faltaba para ser felices de verdad».

El obispo recalcó que «para Dios nada hay imposible» y exhortado a los peregrinos a preguntarse qué les falta para que su vida sea una bendición para ellos y quienes le rodean.

«Si el Señor te llama a salir de tu zona de confort, de tu tierra y de tus seguidores, no lo dudes un instante; vale la pena. Él hará de tu vida una bendición como hizo con San Francisco Javier».

Fuente: InfoCatólica